Coaching Psicología

El cine, bienestar psicológico para jóvenes y mayores

El Cine siempre puede ser válvula de escape, elixir de salvación

Un lugar en el que nadie puede hacerte daño, ni reírse de ti, un sitio plácido, reconfortante, lleno de satisfacción, positivismo y recarga de energía

 

Todavía hoy recuerdo las palabras del sacerdote José Antonio Sayés hace unos 20 años: La profesión del futuro se encuentra en la psicología. Y acertó de lleno.

 A día de hoy el estrés diario, la inestabilidad laboral, el desapego familiar, la falta de valores, la apatía,  la carencia de afecto, e incluso la adicción al móvil pueden provocar afecciones psicológicas graves, que derivan en depresiones y dolores en el alma, insoportables para aquel que las sufre.

Sayés cual Nostradamus terrenal vio todo esto,  y los oídos del joven que una vez fui comenzaron a inducirme al pensamiento de aquello que dijo el gran Billy Wilder: Si el Cine hace que un individuo olvide por dos segundos que ha aparcado mal el coche, que no ha pagado la factura del gas o ha tenido una discusión con el jefe, el Cine ha conseguido su objetivo.

El Cine siempre puede ser válvula de escape, elixir de salvación, aquel lugar en el que nadie puede hacerte daño, ni reírse de ti, un sitio plácido, reconfortante, lleno de satisfacción, positivismo y recarga de energía.  En los 80’s y 90’s, únicamente había que ir al videoclub, elegir película, volver a casa, y cual diván del psicólogo más afamado, los problemas que te acuciaban desaparecían, ahora yendo al Cine más cercano o poniéndote delante de tu ordenador, también puede conseguirse, pero eso sí, con la/as película/as adecuadas….

Pero la niñez pasa y la adolescencia trae consigo nuevas afrentas y retos, y claro, el séptimo arte siempre puede estar ahí, un compañero, una fuente de fortaleza que con las historias correctas,  puedes llegar a  identificarte, a la vez que ayudarte a convertir la mente de chico/a en plena pubertad, en un ser fuerte mentalmente, en alguien invulnerable al dolor, sin temor a todo aquello que pudiera hacerte daño.

Estoy absolutamente seguro de que si se encuentra la orientación cinematográfica adaptada a cada problema, se puede llegar a erradicar casi todos “los males”.

Por poner algún ejemplo de lo que hablo, un niño/a que se siente desorientado por su condición racial o discapacidad puede empatizar con los mutantes que aparecen en las 2 primeras películas de los “X-Men” de Bryan Singer o con el Superman de Richard Donner, alguien que se sienta triste puede ver una película de Chaplin, Buster Keaton, Eddie Murphy o Jim Carrey y se reirá agusto, una persona que necesite superar sus miedos podrá sentirse mejor si ve el Batman Begins de Nolan,  todos aquellos que han perdido un trabajo pueden verse “En busca de la felicidad” (2006), y de seguro sabrán qué hacer para cambiar su situación, o simplemente para apreciar la vida diaria, puede visionarse “Intocable” (2011), incluso las mujeres víctimas de violencia de género viendo “Thelma y Louise” (1991), es posible que se reconforten. Podría seguir, pero estos problemas junto con sus medicinas cinéfilas me han salido así, en un momento, y casi sin pensar.

Me queda clarísimo que si la profesión del futuro-presente es la psicología, los profesionales de la mente humana tendrían que tener más en cuenta el séptimo arte para llegar al bienestar psicológico que todo ser humano busca en su vida.  Así que como recomiendo en mi web (cristobalcine.jimdo.com) : Los sueños se cumplen en el Cine, los valores se asimilan a través del Cine, las sensaciones se perciben a través del Cine…Y si una película logra trasladarme a otros mundos además del mío propio, y a entender mejor aquello que me rodea junto con la muestra de experiencias, se puede considerar que el Cine es una clase didáctica ejemplar de cómo mantener la salud psicológica consiguiendo ‘evidentemente’ el bienestar general del cuerpo humano.

Dedicado a Mikel Biain, recientemente fallecido. D.E.P.

Cristóbal Jiménez                                                                                                                                                                                                                                     Crítico de cine                                                                                                                                                                                                                                        cristobalcine.jimdo.com

.

 

Deja un comentario