Bienestar

¿Cómo alcalinizar nuestro organismo?

Alcaliniza tu organismo

Uno de los signos que nos hablan de un desequilibrio en el PH es una carencia de energía

Nuestro organismo tiene un pH (Potencial de hidrógeno). Este se mide de 0.0 a 14.0;   

 

Se debe mantener un balance adecuado entorno al 7.3,  ya que en un PH equilibrado, no es posible que ningún microorganismo pueda desarrollarse y por ende tampoco podrán provocar patología o enfermedad alguna. Uno de los signos que nos hablan de un desequilibrio en el PH es una carencia de energía.

El objetivo de una buena nutrición no es solo mantener el número de calorías sino mantener el equilibrio de los requerimientos del organismo y uno de los más importantes en este sentido es el Balance Ácido-Alcalino.

Se establece un rango de PH para la sangre que va desde 7.20  a 7.40 donde la sangre es alcalina y la función es normal.

La ingesta en exceso de alimentos ácidos, como carne, embutidos ó azúcares refinadas predispone al organismo a enfermedades. No obstante, tampoco es recomendable el exceso de alimentos alcalinos como frutas y vegetales.

Lo proporción ideal es de un 60% de alimento alcalino y 40% de alimento ácido, pero si el objetivo es restaurar la salud, esta proporción deberá ser de un 80% alcalino y un 20% de alimentos ácidos.

Comprobarás que mejoran la energía, vitalidad, el sistema nervioso e inmunitario así como sus funciones digestivas.

5 pasos sencillos para Alcalinizar

1º- La acidez se produce por un desequilibrio en la nutrición o por un exceso en la carga de estrés, por lo que lo primero es identificar la fuente de acidosis, bien sea por alimentación o por estrés.

2º- El segundo paso, después de reducir o eliminar dichas cargas es adoptar una dieta básicamente vegetariana con aporte diario de grandes porciones de vegetales de hoja verde y otros alimentos que veremos más adelante.

3º- El tercer paso para Alcalinizar nuestro terreno biológico lleva consigo un proceso de desintoxicación general. Esto es posible con una limpieza intestinal natural y que purificará nuestro hígado, riñones, sistemas circulatorio y  linfático, estómago y órganos emuntorios (intestino grueso y delgado).

4º-  El cuarto paso es realizar una dieta alcalina normalizada y con altos contenidos en micronutrientes, especialmente minerales, vitaminas y enzimas.

Esta debe ser una dieta que utilicemos regularmente para control de peso, en la que añadiremos alimentos alcalinizantes eliminando los ácidos, mientras que en el punto 2, la dieta debe ser depurativa y temporal. Una dieta que podríamos denominar como “curativa”.

5º- El quinto paso;  puedes elaborar de manera casera un suero alcalino que deberás tomar cada mañana en ayunas.

Pon 1/2 Litro de agua y 3 limones con cáscara, añade un pedazo generoso de pulpa de Aloe Vera y si la salud te lo permite… una pizca de sal.

Licúalo y ponlo en una botella, no lo guardes más de 3 días porque se produce un efecto de oxidación.

Una vez que sirvas un vaso añade un tercio de  una cucharadita pequeña de bicarbonato sódico.

IMPORTANTE: Muévelo y tómalo rápido… la espuma rebosará enseguida.

Tómate una vaso de suero alcalino en ayunas durante 7 días, pero el bicarbonato sódico, sólo debes tomarlo los días  1º, 3º, 5º y 7º, es decir, días alternos. Eso será un remedio fantástico para alcalinizar tu organismo!

 

 

 Daniel Salamanca Jimenez – Health & Personal Coach

Deja un comentario