Coaching

¿Cómo planificas tu tiempo?

¿Sientes que te faltan horas al día?

Aprende a planificar tu tiempo, existen formas de mejorar esa situación.

La mayoría de las personas que vienen a la consulta nos cuentan que no hacen ejercicio o no cocinan por que no tienen tiempo. Es un escusa muy típica por lo que hoy te vamos a dar unas cuantas claves para mejorar esa situación.

La verdad es que con el ritmo de vida que llevamos, es difícil conseguir el tiempo necesario para cuidarse y atender las necesidades propias. Pero debes tener en cuenta algo importante; Tu tiempo, es lo único verdaderamente tuyo. El resto (dinero, propiedades, trabajo…) puede estar o no estar, pero el tiempo, es lo que verdaderamente puedes considerar de tu propiedad y, lo que hagas con él puede marcar la diferencia entre ser feliz o no.

Para abordar este tema vamos a comenzar por el principio.

Lo primero que tienes que tener claro, es como deseas vivir tu vida. Para ello debemos hacer un intenso trabajo de autoescucha y clarificar cuales son nuestras verdaderas prioridades. La meditación y algo de trabajo personal puede ser clave para realizar esta clarificación pero vamos a tratar de hacerlo de manera sencilla y práctica.

Primero dedícate unos minutos para visualizar como deseas que sea tu vida, que es lo que verdaderamente querrías hacer, por ejemplo, disfrutar de la familia, dedicar tiempo a tus cuidados (esto es fundamental), desarrollarte profesionalmente y en qué… Cada persona tiene sus propias prioridades pero escoge el estilo de vida que deseas llevar.

A continuación, coge lápiz y papel y descríbelo de manera sencilla y concretar. A esto lo llamaremos el objetivo general. Después, haz una lista con todo lo que necesitarías para conseguirlo. Recuerda que puedes ayudarte utilizando los diferentes aspectos que aparecen en la rueda de la vida que encontrarás haciendo CLICK AQUÍ.

Describe metas a medio plazo y que tengan las características necesarias para que sean objetivos que pueda cumplir, estos son los objetivos SMART (haz click aquí para más información al respecto.)

Una vez tengas una lista de al menos 10 metas que te lleven hasta el objetivo general, asígnale un valor del 1 al 10 teniendo en cuenta su prioridad e importancia.

Antes de continuar y para entenderlo mejor, suponiendo que ya pudiste clarificar cuál es tu objetivo, vamos a poner un ejemplo práctico.

Objetivo General: Perder Peso

Metas mensuales:                                                                             Valor (prioridad)

  • Comenzar a realizar ejercicio                                                         4
  • Comer sano                                                                                        5
  • Eliminar cosas que me resten tiempo                                         3
  • Buscar tiempo para mi                                                                    2
  • Conocer más sobre mi persona                                                   10
  • Aprender a escucharme                                                                  6
  • Descansar lo suficiente                                                                   7
  • Comenzar a cambiar hábitos                                                         8
  • Buscar alternativas de ocio saludable                                         9
  • Adquirir el compromiso de conseguir mi objetivo                   1

 

A continuación vamos a ordenarlas y veremos como podemos implementarlas en nuestra vida.

  • Adquirir el compromiso de conseguir mi objetivo               1

Para adquirir el compromiso, debo tomar conciencia de mi realidad. Si esta es que tengo un sobre peso de 20 kilos, no hay lugar a dudas. Tengo un problema de salud, que debo solucionar. Si te dijeran que padeces diabetes, ¿seguirías consumiendo azúcares? Pues aquí tienes la certeza de tu problema, dependerá de ti comenzar a quererte y hacer algo al respecto.

  • Buscar tiempo para mi                                                                   2

Haz un cuadrante con las 24h del día, hora por hora, y comienza marcando las horas que duermes habitualmente y, si son menos de 6, deberías ocupar al menos 7 u 8. En segundo lugar, marca los horarios en los que realizas las comidas. Estas deberían ser al menos 5 y con el tiempo suficiente para masticar bien y saborear los alimentos. Te recomiendo que no sea delante del televisor.

En tercer lugar, marca y elimina del cuadrante tu horario de trabajo y a partir de ahora, el resto son elecciones y prioridades.

  • Eliminar cosas que me resten tiempo                                       3

Comienza por tomar la decisión de no estar pendiente de tus redes sociales, grupos de wassap o cualquier otra situación sin valor alguno que puedas eliminar. Para ello, marca un momento del día en el que dediques un máximo de media hora para tomarte un respiro y revisar, contestar o compartir aquello que te aporte algo de valor (salvo que sea por motivos profesionales, entonces, hazlo en tu tiempo de trabajo!). Deja de ver videos de bromas o chorradas que, aunque algunos son muy divertidos, están restando mucho más tiempo del que te imaginas para lo que de verdad te importa.

  • Comenzar a realizar ejercicio                                                       4

¡No tengo tiempo! Lo sé, por eso estas leyendo esto. Para comenzar, si cumples el punto anterior, habrás ganado al menos 1,5h diarias, es decir, casi un día a la semana. Seguro que estas pensando que hay que coger la bolsa de deporte, ir al gimnasio, ducharte, volver y que eso supone mucho tiempo pero, no es necesario hacer todo eso, al menos todavía. Vas a comenzar por realizar en casa 5 minutos de ejercicio todos los días, si puedes 10 o 15, también puedes salir a caminar, pero lo importante es que sea el tiempo que sea, no faltes un solo día. Si cada día realizas esos 5 minutos, al cabo de una semana tu cuerpo te pedirá más, y en menos de un mes habrás conseguido introducir un nuevo hábito en tu vida. Incrementa progresivamente el tiempo en la medida en que te resulte cómodo y mantenlo en el tiempo. De esta forma, estarás comenzando a realizar ejercicio, estarás haciendo un espacio en tu día a día para dedicarte a ti y además, estarás siendo coherente con tus prioridades (recuerda que así lo decidiste al principio). Te aseguro, que esto es muy reconfortante.

  • Comer sano                                                                                        5

Planifica tus menús, haz una lista de la compra con lo necesario y marca en el cuadrante un ratito por las tardes para cocinar. El hacer una lista de la compra te vendrá bien para no comprar de más y no tener cosas en caasa que no están dentro de tu dieta de control de peso. Si no puedes hacerlo todos los días, puedes dedicarle un poco más de tiempo un día a la semana o aprovechar los fines de semana y congelarlo por separado para tener un plato casero listo cada día. Si tienes pareja, podéis distribuir esa y otras tareas domésticas (cosa que ya deberías estar haciendo) para optimizar el tiempo de ambos. Lo de congelar no es lo mejor pero, en ocasiones hay que elegir y renunciar a cosas. Esto es un dato de especial relevancia.

  • Aprender a escucharme                                                                 6

Para esto vamos a recurrir a la meditación. Dentro del cuadrante deberías incluir al menos 10 minutos diarios para esta actividad. No solo es beneficiosa para mejorar tu capacidad de atención y tu gestión emocional, también te permitirá encontrarte con tu yo interior y conseguir desconectar de la rutina diaria para conectarte contigo. Aquí te dejo un video de iniciación que puedes utilizar cada noche para relajarte. HAZ CLICK AQUÍ.

  • Descansar lo suficiente                                                                   7

Fundamental. Es el entrenamiento silencioso e invisible, es el momento en el que tu cuerpo recupera energía y reconstruye y repara todo el desgaste del día. El dormir es una decisión, márcate una hora concreta en la que debes estar ya listo para ello. Con la luz apagada, sin televisión y con todas las tareas pendientes terminadas. Si eres de las personas que no se duermen con facilidad porque comienzas a pensar en cosas que tendrás que hacer mañana, antes de dormir haz una lista con las cosas pendientes. Eso te ayudará a cerrar mentalmente las cosas que te inquietan y te permitirán descansar mejor. En otro artículo daremos varias recomendaciones sobre higiene del sueño.

  • Comenzar a cambiar hábitos                                                       8

Comienza a subir escaleras, elimina todo lo que sea nocivo para tu salud y para tu objetivo, en este caso perder peso. Te dejo una lista de cosas que puedes hacer para comenzar. Haz CLICK AQUÍ.

  • Buscar alternativas de ocio saludable                                       9

Si te gusta pasar tiempo con tus hijos o con tus amistades, organiza quedadas para pasear, montar en bicicleta o hacer rutas los fines de semana. De este modo estarás pasando un tiempo de calidad con ellos y además estarás incrementando tu actividad física o intelectual. También puedes visitar museos, castillos (que tienen muchas escaleras), ruinas y un sin fin de alternativas que podrás encontrar fácilmente. Busca espacios y márcalos también en tu cuadrante, aprovecha los fines de semana, días de fiesta o alguna tarde libre.

  • Conocer más sobre mi persona                                                 10      

Esta es la clave, es la que mas tiempo debería llevarte y por eso, aunque es la de máxima prioridad la dejé para el final.

Para ello deberás practicar el silencio, la meditación y la autoescucha. Necesitas potenciar tu capacidad de poner atención en el aquí y ahora. Practicarlo en cada momento y no racionalizar mucho, es decir, no pensar en lo que es o no conveniente sino sentir. Hay un ejercicio duro ero muy efectivo; si supieras que tan solo te queda una semana de vida, ¿estas haciendo lo que realmente desearías hacer?. Haz el ejercicio de manera seria, sincerándote de verdad contigo, escuchando tu corazón y dedicándole el tiempo necesario. En este ejercicio, te darás cuenta de cuantas cosas son irrelevantes, de cuantas cosas estamos dejando de hacer porque no tenemos tiempo y podrás ver con claridad, que es lo que realmente te importa.

Coge todo eso y trata de introducirlo en tu día a día en la mayor brevedad posible. Puede ser tu familia, el cuidado personal, tu pareja, tus experiencias, conocer lugares nuevos… pero en realidad te digo que, para ser feliz, necesitas muy poco.

No suelo escribir artículos tan amplios pero, en verdad esta cuestión es de vital importancia porque de alguna manera, determinará tu calidad de vida. Por hoy lo dejaremos aquí pero, volveremos a el en breve para completar información.

Recuerda…

“Si es posible está hecho, si es imposible, lo haremos”.      

Por Daniel Salamanca Jimenez – Health & Personal Coach      

 

Deja un comentario