Psicología

Sobrepeso y conciencia de ti mismo

La conciencia corporal, el “séptimo sentido”

Existe una gran relación entre el Sobrepeso y la conciencia de ti mism@

Existen numerosos y reconocidos  **estudios científicos sobre conciencia interoceptiva en varios países diferentes. Gracias a ellos, se ha llegado a la conclusión de que existe una correlación directa entre los trastornos alimentarios y la conciencia interoceptiva de las personas. Esto quiere decir que las personas con una baja capacidad de sentir sus propias sensaciones corporales y tener conciencia de su propio cuerpo son más propensas a sufrir cualquier tipo de desorden alimenticio.  Esta falta de contacto con el propio cuerpo, también determina que les será difícil expresar sus emociones ya que no llegan a percatarse  de ellas con facilidad, existirán dificultades para expresar afectos, emociones, deseos y ambiciones. Igualmente les será difícil conseguir sus metas en la vida, ya que no pueden sentir con claridad sus verdaderas necesidades emocionales y será fácil que equivoquen sus caminos de vida, sea porque se pierden ellos, sea porque se dejan llevar hasta perderse, sea porque acomodan y se convencen de que así es la vida.

Pienso que la conciencia corporal es un “séptimo sentido” sin ella es como si fuésemos sordos o ciegos, tal vez las dos cosas.

La falta de contacto o el mal contacto con nuestro cuerpo y nuestras sensaciones y emociones verdaderas es, desde mi experiencia, una de las causas básicas de la mayor parte de trastornos psicológicos y me atrevería a decir que de muchos trastornos somáticos.

Si entendemos que todos los órganos del cuerpo emiten señales al cerebro para que el organismo busque energía, se guarde de peligros o busque el placer, ¿qué es lo que ocurre cuando estas señales no son detectadas por nuestra mente racional? ¿Qué ocurre cuando decidimos actuar sin escuchar y tomar conciencia de las verdaderas señales que nos da nuestro cuerpo?

Entonces nos enfadamos cuando lo que sentimos es tristeza, sonreímos cuando lo que sentimos es vergüenza, nos escondemos cuando lo que necesitamos es pedir un abrazo, nos aislamos cuando lo que necesitamos es pedir ayuda y, también comemos cuando no tenemos hambre.

¿Qué podemos hacer para aumentar nuestra percepción interoceptiva?

¡Entrena la conciencia de ti mism@!, ¡Primero escúchate!

Imagen obtenida de Pixabay.comSe han practicado a lo largo de los tiempos muchas disciplinas que buscan una mayor conciencia. Algunas de ellas son: La meditación, yoga, Mindfulness, bioenergética y otras técnicas psico-corporales. Todas ellas enfocadas a vivir con una mayor conciencia de nosotros mismos y de lo que nos rodea y con un concepto unitario del ser humano como mente, cuerpo y emoción (o espíritu). Todas estas disciplinas comprenden que no puede entenderse la salud si no es con un equilibrio y sintonía entre estos tres planos del ser humano. Para hallar esta sintonía lo primero que plantean es aprender a identificar y diferenciar todos estos planos para poder comenzar a entenderlos. Acallar la mente, los pensamientos que van y vienen sin descanso es el primer paso para poder escuchar tu verdad.

Comenzar este camino es simple, pero requiere de cierta disciplina.

Te proponemos unos ejercicios sencillos para comenzar a entrenar tu conciencia y el contacto contigo mism@. Con que practiques uno de ellos cinco minutos cada día es bastante para empezar:

 

  • Céntrate en la respiración. Sentado en el suelo, con las piernas cruzadas y la espalda apoyada en la pared, cierra los ojos, inspira y expira por la nariz y céntrate en las sensaciones del aire entrando y saliendo por tu cuerpo. Siente como se hincha y se deshincha tu estómago, como se relaja tu cuerpo? Y cada vez que tu cabeza se vaya a otra parte a los acontecimientos del día, lo que vas a cenar esta noche o cualquier otro pensamiento, vuelve a dirigir tu atención a la respiración. Hazlo durante cinco minutos. Es suficiente para empezar. Cuando lleves unos días practicando notarás como cada vez te cuesta menos mantener la atención.
  • También puedes meditar caminando. Sal a dar un paseo, mejor si es en la naturaleza pero puede ser también en la ciudad, y céntrate en lo que te rodea, en lo que ves, en lo que sientes ? el viento, el sol?- sin pensar en nada más-, sólo céntrate en lo que entra por los sentidos sin juzgarlo ni darle explicaciones: siente como percibes los colores, las formas, los sonidos y que sensaciones provocan en tu cuerpo, como un bebé que observa el mundo por primera vez. Cuando tu pensamiento se vaya a otra parte, vuelve al ejercicio, una y otra vez sin irritarte ni reñirte ni nada, solo vuelve a centrar tu atención en lo que ves y sientes.
  • Repaso mental de tu cuerpo. Sentado cómodamente, dedica cinco minutos a hacer un repaso mental de tu cuerpo desde las plantas de los pies hasta el cuero cabelludo, muy lentamente, poniendo conciencia en cada sensación que notes, cosquilleo, tacto de la ropa, tensión muscular, opresión, calor…sólo pon conciencia en la sensación y sigue observando sin juzgar, sin buscarle explicación, aceptando lo que hay y sintiendo como es estar en ti Aquí y Ahora. Puedes tomar nota al terminar el ejercicio cada día de lo que te llame la atención para tener un diario de tus descubrimientos y sensaciones de cada día.

A continuación te recomiendo realizar este sencillo ejercicio para comenzar a tomar contacto contigo mism@. Son solo 5 minutos de respiración consciente y que podrás practicar al despertar y antes de ir a descansar.

 

** Referencias:  Revista chilena de neuro-psiquiatría versión On-line ISSN 0717-9227

Si tienes problemas de sobrepeso o necesitas ayuda, HAZ CLICK AQUI

Miren Morales Zabalegui.- Psicóloga Col. N- 01489

3 thoughts on “Sobrepeso y conciencia de ti mismo

Deja un comentario