Coaching

¿Cuál es mi biotipo?

Biotipos.- Androide& Ginoide

Estos son algunos parámetros y medidas que debemos tener en cuenta para un correcto seguimiento de nuestro programa de control de peso “tuPlanA”.

Son importantes por varios motivos;


El biotipo
nos indica cual es nuestra predisposición y que riesgos asociados tiene, además de ser un dato importante a la hora de conocer nuestra mejor opción.

El perímetro abdominal también indica el riesgo que existe y será indicador de la evolución de las acumulaciones de grasa abdominal.

Y el IMC, que será la referencia más contundente junto con la pérdida de volumen del éxito de tu programa de control de peso. El IMC nos aporta información de nuestro estado inicial en el programa de control de peso y de forma clara los riesgos más significativos para nuestra salud.

CALCULA TU INDICE DE MASA CORPORAL AQUI

Por supuesto estos no son los únicos que se utilizan, pero son los que considero más apropiados para un programa de control de peso autogestionado, por su utilidad como indicadores y por su facilidad a la hora de realizarlos.

También encontrarás algunas herramientas sencillas y útiles para que realices tu propio seguimiento.

Biotipos

El biotipo nos ayudará fácilmente a comprender nuestra situación y en consecuencia, actuar de manera correcta y consciente de nuestras acciones, ya que nos indica que zonas del cuerpo tienen mayor propensión a almacenar grasas.


Androide y Ginoide, biotipos…

Es habitual encontrar personas con bastante acumulación de grasas en la zona de los glúteos y muslo mientras que su parte superior, el tórax, los hombros, el cuello e incluso el rostro son bastante más finos y delgados. Este es el biotipo que técnicamente denominaríamos ginoide, y que se asemeja a la forma de una pera.

Por otra parte encontramos a personas con la parte superior más gruesa, un vientre más voluminoso, con el cuello y el rostro más carnosos, mientras que las piernas y glúteos de este biotipo son más delgados. Este es el denominado androide y que se asemeja a la forma de una manzana.

Podríamos decir que ambos biotipos pueden darse tanto en hombres como en mujeres, pero es más habitual encontrar en hombres el biotipo Androide (con forma de manzana) y Ginoide (con forma de pera) en las mujeres.

Androide

La obesidad androide o central, recibe además el nombre de abdominovisceral pero comúnmente es también conocida como “tipo manzana”.

En la obesidad androide el tejido adiposo se localiza en la parte superior del cuerpo, especialmente en la zona abdominal pero también afecta a otras zonas como la cara o el cuello.

Aunque este biotipo afecta principalmente a individuos del sexo masculino, también se puede observar en mujeres.

Es importante reseñar que la obesidad androide es la que mayor peligro representa, ya que implican un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y se asocia directamente con el riesgo a desarrollar enfermedades como diabetes tipo 2 o arterioesclerosis.

Las características metabólicas del tejido adiposo de la zona intraabdominal son diferentes a las de otros tejidos localizados en otras zonas, por lo que también podrían producirse alteraciones metabólicas como la hiperlipidemia.

Pero la parte positiva es que la grasa acumulada en el abdomen se moviliza rápidamente debido a su situación, por lo que con algo de ejercicio y constancia podemos reducirla  significativamente.


Ginoide

La obesidad Ginoide también recibe diferentes nombres como obesidad gluteofemoral o imoide, pero en este caso el nombre coloquial es también debido a la silueta que forma el cuerpo de la persona que la padece, en este caso la denominaremos “tipo pera”.

Este tipo de obesidad produce una mayor acumulación de lípidos en la zona de las caderas, glúteos y muslos, localización en la que, al contrario que la anterior, tiene una menor movilidad que dificulta la reducción de grasas en estas zonas, dando origen a las temidas “cartucheras” o “pistoleras” que tanto cuesta eliminar.

En este caso la propensión es mayor en las féminas que en individuos del sexo masculino y la masa adiposa es mayor que en las personas tipo androide.

Por último y también como parte positiva, es que al contrario que la obesidad androide, los riesgos para la salud son menores en este tipo de obesidad, debido a que la grasa no se encuentra en órganos vitales y es menos activa.

Como determinar mi biotipo…

Existen dos métodos básicos para conocer tu biotipo.

El primero es algo técnico pero a la vez muy sencillo. Consiste en realizar la siguiente operación:

      Dividimos el perímetro de la cintura entre…

                                               … el perímetro de la cadera.

El resultado de esta operación será el que determine cuál es nuestro biotipo, según los siguientes parámetros:

El segundo método que te propongo con “tuPlanA” es algo más sencillo y se realiza mediante un análisis visual, que dicho así pareciera que debiésemos tener conocimientos específicos sobre anatomía, pero en realidad ya hemos visto que es mucho más sencillo.

Para conocer tu biotipo a simple vista, únicamente utiliza las semejanzas que habíamos mencionado.

Si la forma física es más voluminosa en la parte superior semejante a una manzana, el biotipo será Androide.

Si el exceso de grasas se acumula en las nalgas y piernas, semejante a una pera, tu biotipo será Ginoide.

 

Daniel Salamanca Jimenez – Health & Personal Coach

 

www.tuplana.com

Deja un comentario