Portada

¿Cómo eliminar 3 ó 4 Kilitos?

Elimina esos 3 ó 4 Kilitos de más

En ocasiones y a pesar de no tener problemas de sobrepeso u obesidad, tenemos la necesidad de eliminar unos pocos kilitos para un evento cercano…

Antes de nada quiero comenzar con la siguiente advertencia; este artículo no pretende recomendar ninguna dieta.  Este tipo de trucos o consejos  pueden ser saludables a modo depurativo natural  y solo deben utilizarse de manera puntual, en ningún caso tomar como hábito diario pues esto no sería saludable. Siempre deberás consultar con tu médico o profesional de la salud.

Dicho esto, comenzamos.

Es importante decidir cuando empezamos, ya que si lo hacemos demasiado cerca del evento, como puede ser una boda,  corremos el riesgo de no perder lo deseado, pero si empezamos antes, quizás para el evento hemos vuelto a coger esos kilos de más que tanto nos fastidian. Estas dietas rápidas tienen un efecto temporal por lo que no son recomendables aunque nunca está de más tener al alcance algunos consejos para ayudarnos puntualmente.

Existen varios modos de agilizar la pérdida de peso y como es lógico en primer lugar pautaremos una base sobre la que trabajaremos. Esta base son unas líneas generales que podemos identificar de la siguiente manera:

  • Disminuir ingesta de calorías
  • Aumentar el gasto calórico
  • Ayudar a nuestro organismo

 

Disminuir ingesta de calorías

Planificaremos una alimentación regular con bajo contenido calórico. Esto puede ser una dieta rica en frutas y verduras o si lo deseas vegetariana, de manera que el aporte en fibras facilite la eliminación de grasa, y la ingesta de calorías sea mínima. Es interesante conocer la variedad de preparaciones de la verdura como purés, a la plancha, al vapor o cocidas.

Hay personas que optan por las dietas hiperproteicas, pero a largo plazo puede llegar a perjudicar el organismo por lo que no son recomendables.

Para desayunar puedes debes tomar infusión de Té verde sin edulcorante, dos tostadas de pan tostado integral y una pieza de fruta, preferiblemente piña, naranja o pomelo.

A media mañana y a media tarde puedes comer fruta, yogurt natural con algunos frutos del bosque o un poco de pavo.

En la comida deberás realizar los aportes necesarios de nutrientes basandote en pescados, verduras o legumbres. Es interesante comer primero y segundo plato, de manera que la percepción sea de comer bien y  además completes las porciones mínimas necesarias para tu organismo.

La hora de la cena deberá ser, dentro de tus posibilidades, lo más temprano posible de manera que también vayamos a dormir cuanto antes. Es recomendable hacerla lo más ligera posible. Esto favorecerá una mejor calidad del sueño.

Toma líquidos suficientes como infusiones de menta poleo, hierba buena, tila, manzanilla, hierba luisa… u otras.

Aunque lo mejor sería acudir a profesionales de la nutrición, podríamos resumir estas recomendaciones con los diez consejos que encontrarás a continuación. HAZ CLICK AQUI

 

Aumentar el gasto calórico

Como es normal, para reducir la grasa corporal además de reducir la ingesta es necesario aumentar el gasto calórico y para ello nos pondremos a caminar rápidamente durante al menos 35 minutos diarios y nunca menos, ya que si el tiempo es inferior no servirá de nada el esfuerzo realizado, pero por el contrario si nuestra motivación es adecuada puedes incrementarlo hasta 1 hora. Completaremos estas caminatas con 20 o 30 minutos de ejercicios de fuerza que realizaremos antes de las caminatas. Para ello, te lo ponemos fácil, en nuestro canal de YouTube encontrarás una tabla de entrenamiento de 12 semanas con la que podrás iniciarte en el entrenamiento. Si ya vienes entrenando anteriormente puede hacer 2 veces al día cada sesión. Encontrarás también todas las indicaciones y explicaciones de cada uno de los ejercicios así como el calentamiento articular y estiramientos. Esto es importante dado que te ayudarán a prevenir lesiones. HAZ CLICK AQUI

Ten en cuenta que este plan es solo puntual, por lo que es importante trabajar para obtener el mejor resultado posible. Pero sin duda, lo mejor y que te recomiendo especialmente es que continúes con esta actividad y hagas de ella un hábito diario.

En unos pocos días no es posible conseguir un resultado significativo,  ya que el tiempo no es mucho, por lo que en este aspecto no será necesarios otro tipo de ejercicios, lo que no quiere decir que si empleas 2 horas diarias en lugar de 40 minutos de ejercicio físico diario no tendrá ningún efecto, esto será genial y un gran empujón hacia tu objetivo pero ten en cuenta, que si te excedes podría tener consecuencias negativas como lesiones o agujetas.

Ayudar a nuestro organismo

Tercer pilar, último pero igual de importante. Hemos pautado una base para comenzar a perder esos 3 o 4 kilitos de más que nos sobran para un evento concreto, pero ahora es el momento de hacernos la siguiente pregunta:

¿Como puedo ayudar a mi organismo?

En primer lugar podemos tomar algunos productos que nos ayuden a  sacar el máximo partido, por ejemplo:

Podemos tomar diuréticos natural que puede ser “Alcachofa” ó “Fucus” y que nos ayudarán a eliminar la retención de líquidos. Ya que el objetivo es eliminar grasa y vamos a trabajar para ello, es importante facilitar ese trabajo de eliminación al organismo.

Puedes además añadir un par de complementos alimenticios “Chitosán” o “Garcinia”, ambos capturan parte de la grasa ingerida antes de ser absorbida por el organismo, con lo que la ingesta lípidos es reducida al mínimo.

También podemos añadir al plan un quemagrasa, a ser posible natural, como el té verde en cápsulas, guaraná, vinagre de manzana o L-Carnitina. Esta última deberemos tomarla siempre 30-40 minutos antes de hacer ejercicio y solo si vamos a realizarlo, de lo contrario no tendrá ningún efecto.

Otra recomendación es tomar aceite de pescado,  3 cucharaditas de aceite todos los días será suficiente. Lo encontrarás también en perlas que no tienen un sabor tan intenso como el aceite. Aumenta la capacidad de nuestro organismo de quemar grasa pero además es un complemento de salud importantísimo ya que aportan aceites esenciales de gran valor para el organismo como el Omega 3 o 6.

Otra cuestión importante es el descanso, duerme al menos 8 horas diarias. Cuando el cuerpo no recibe el descanso necesario altera a la secreción de la grelina, que le indica a nuestro organismo cuando debe sentir hambre. Por lo que con menos horas de sueño, comerás más.

Por lo tanto, trata de aumentar tu tiempo de sueño por una media hora, hasta que alcances llegar al menos a 8 horas. Notarás la diferencia en tu salud y en tu peso.

Y por último, un ya no tan secreto…  leche de alpiste y piña.

Alpiste y piña

El alpiste es una excelente fuente de antioxidantes que previenen el envejecimiento y además contiene un alto contenido en proteínas vegetales, sus enzimas son remedio ideal para desinflamar órganos internos como el hígado, los riñones y el páncreas, elimina exceso de líquidos, pero sobre todo, contiene lipasa, una enzima que ayuda a depurar de forma efectiva las grasas nocivas e innecesarias en todo nuestro organismo.

Para elaborar la leche necesitas:

5 cucharadas de alpiste
3 vasos de agua pura

Después sigue los siguientes pasos:

Puedes comprarlo en herbolarios. Pon en remojo el alpiste durante una noche, enjuágalo en un colador con agua fría.

Una vez que enjuagado, añádele 3 vasos de agua y licúalo.

El vaso de la mañana  bébetelo sin colar y lo más calientes que puedas. El resto, cuela y guarda en el refrigerador en un recipiente hermético. Bebe un vaso 20 minutos antes de la comida y otro 20 minutos antes de la cena.

La leche debes tomarla 20 minutos antes de desayunar, comer y cenar.

Antes debes comer 3 rodajas de piña natural en ayunas, sin edulcorante y después de 20 minutos bebe la leche de alpiste.

La fruta debe ser preferentemente piña, pero si no encuentras piña fresca o no es su temporada, puedes sustituirla por una pieza de naranja o pomelo, también conocida como toronja.

Este hábito no es conveniente mantenerlo por más de una semana seguida, por lo que en la comida y cena elige platos sanos y con fibra para que tu organismo pueda eliminar correctamente la grasa y otros residuos. No olvides beber entre 2 y 3 litros diarios para depurar el organismo.

Daniel Salamanca Jimenez – Health & Personal Coach

Deja un comentario