Designed by Eightonesix / Freepik
Coaching

La Perdida de Peso y Las Bebidas Alcohólicas

Las Bebidas Alcohólicas

El Alcohol es una sustancia tóxica para el organismo. Inhibe las funciones del sistema neuronal y afecta al sistema nervioso.

Su consumo inhibe la aldosterona, la hormona que regula la absorción de agua por el organismo y causante de una importante deshidratación y también de la famosa “resaca”.

Sus efectos sobre el  sistema nervioso

Las consecuencias del consumo pueden:

Ser discapacidades  intelectuales, mayor  riesgo de estados de ansiedad, depresión, confusión, demencia y otros como irritabilidad o violencia. El hígado es el encargado de descomponer y eliminar el alcohol en nuestro organismo. Requiere aproximadamente dos horas en procesar 15 gramos de alcohol (el equivalente a un vaso de vino).

Es una sustancia tóxica y a largo plazo causa daños irreparables en el hígado y otros órganos. Los efectos acumulativos del consumo excesivo de alcohol, especialmente cuando están asociados a una dieta poco saludable, lesiona progresivamente el hígado causando cirrosis, insuficiencia hepática, cáncer de hígado, inflamación del páncreas, sangrado y úlceras estomacales, hipertensión…

<a href="http://www.freepik.com">Designed by Eightonesix / Freepik</a>
Las bebidas azucaradas poseen el doble de azúcar que una copa de ron con un refresco.

Negativiza nuestro entorno, pues es un estado alterado de conciencia y del cual habitualmente perdemos el control, a nivel mental regresamos a nuestro estado animal, al más primitivo, al cerebro reptil. Este es pura impulsividad, supervivencia y funciones básicas debido a la pérdida de algunas capacidades (pérdida de autocontrol, capacidad de raciocinio y análisis…).

Podemos decir que para el programa de control de peso es muy perjudicial así como para la salud. Debido a una mayor propensión a estados de ansiedad y desinhibición también existe una pérdida parcial de la voluntad.

Retiene líquidos, ya que el organismo al no absorber el agua que ingerimos retiene toda la que encuentra a su alcance, causando una importante deshidratación.

Si quieres perder peso, debes establecer metas y para ella tienes que tener estrategias. Una de ellas será:

-Definir la cantidad de tragos de alcohol que puedes tomarte en una semana y con cual comida puede ser menos perjudicial para cumplir tus metas.

-Optar por los estilos de más bajas carga glucémica (Menos azucarados).

-Si vas a beber alcohol cuida lo que comes,  no mezcles una comida hipercalórico con varios tragos de alcohol.

-Si no has podido aplicar ninguna de las anteriores, y eres de lo que conoce la palabra “Resaca” te invito a que  entre trago y trago de alcohol incluyas un vaso de agua para evitarlas.

– Al día siguiente practica cuarenta minutos de ejercicio cardiovasculares en su defecto, procura no tener un día sedentario luego de consumir alcohol.

Por Daniel Salamanca Jimenez – Health & Personal Coach

Deja un comentario