Bienestar

El número de niños obesos se multiplica por 10 en cuatro décadas

En España la tasa de obesidad infantil es del 18%, una de las más altas de Europa.

Las cifras son verdaderamente alarmantes. En nuestra mano esta tomar conciencia y comenzar a cambiar los hábitos de los más vulnerables, los niños y niñas.

El #sedentarismo, la comida precocinada o el abandono de la lactancia materna exclusiva antes de los 6 meses son algunos de los factores que están afectando gravemente a la salud nutricional de los más pequeños de la familia. De hecho, según datos de Organización Mundial de la Salud (OMS). Si se mantienen las tendencias actuales, el número de lactantes y niños pequeños con #sobrepeso aumentará a 70 millones para 2025.
Hagamos algo… Únete al #movimientosaludable

Datos principales:

  • En todo el mundo, el número de lactantes y niños pequeños (de 0 a 5 años) que padecen sobrepeso u obesidad aumentó de 32 millones en 1990 a 41 millones en 2016. Solo en la Región de África de la OMS, el número de niños con sobrepeso u obesidad aumentó de 4 a 9 millones en el mismo periodo.
  • En los países en desarrollo con economías emergentes (clasificados por el Banco Mundial como países de ingresos bajos y medianos) la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera el 30%.
  • Si se mantienen las tendencias actuales, el número de lactantes y niños pequeños con sobrepeso aumentará a 70 millones para 2025.
  • Sin intervención, los lactantes y los niños pequeños obesos se mantendrán obesos durante la infancia, la adolescencia y la edad adulta.
  • La obesidad infantil está asociada a una amplia gama de complicaciones de salud graves y a un creciente riesgo de contraer enfermedades prematuramente, entre ellas, diabetes y cardiopatías.
  • La lactancia materna exclusiva desde el nacimiento hasta los seis meses de edad es un medio importante para ayudar a impedir que los lactantes se vuelvan obesos.

Prevención de la obesidad infantil

El sobrepeso y la obesidad son en gran medida prevenibles. Las políticas, los entornos, las escuelas y las comunidades son fundamentales, pues condicionan las decisiones de los padres y los niños, y pueden hacer que los alimentos más saludables y la actividad física regular sean la opción más sencilla (accesible, disponible y asequible), previniendo, así, la obesidad.

En el caso de los lactantes y los niños pequeños, la OMS recomienda:
  • el inicio inmediato de la lactancia materna durante la primera hora de vida;
  • la lactancia exclusivamente materna durante los seis primeros meses de vida; y
  • la introducción de alimentos (sólidos) complementarios nutricionalmente adecuados e inocuos a los 6 meses, manteniendo al mismo tiempo la lactancia materna hasta los 2 años o más.

Los alimentos complementarios deben ser ricos en nutrientes y deben tomarse en cantidades adecuadas. A los 6 meses, deben introducirse en pequeñas cantidades, que aumentarán gradualmente a medida que el niño crezca. Los niños pequeños han de tener una alimentación variada que incluya alimentos como la carne, las aves, el pescado o los huevos, que deben tomar tan a menudo como sea posible.

La comida del niño puede prepararse especialmente para él o bien a partir de los alimentos que se preparen para la familia, con algunas modificaciones. Deben evitarse alimentos complementarios ricos en grasas, azúcar y sal.

Los niños en edad escolar y los adolescentes deben:
  • limitar la ingesta energética procedente de grasas y azúcares;
  • aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos;
  • realizar actividad física con regularidad (60 minutos al día).
La industria alimentaria puede desempeñar una función importante para reducir la obesidad infantil, y a tal fin procurará:
  • reducir el contenido de grasa, azúcar y sal en los alimentos procesados para lactantes y niños pequeños;
  • asegurar la disponibilidad de opciones saludables y nutritivas que sean asequibles para todos los consumidores;
  • realizar una promoción responsable dirigida a los padres de los lactantes y los niños.

Aquí hemos recopilado solo un pequeño extracto. Puedes mirar las cifras completas publicadas por la OMS

Haz CLICK AQUI

www.tuplana.com

 

Deja un comentario