Bienestar

Trucos para cuidar tu cabello este verano

Cuida tu cabello este verano… y suelta tu pelo!

Durante el verano, tu pelo, al igual que la piel, sufre la agresión del sol, el cloro de las piscinas o el agua del mar. Hoy, te damos algunas ideas para que tu pelo recobre su brillo y suavidad.

Las agresiones a que exponemos nuestro pelo durante el verano son muy intensas. Se altera el color, se pierde el brillo y se deshidrata. Es una materia inerte no genera sustancia alguna y, por lo tanto, necesita de nuestra ayuda para restablecerse. Además de las agresiones propias del verano hay otros motivos por los cuales nuestro cabello se deteriora: la falta de algunos nutrientes, el estrés, los cambios hormonales,  la ingesta de determinados medicamentos etc. El uso de cosméticos capilares inadecuados  y el calor excesivo del secador también son un enemigo de nuestro cabello.

Utilizar champús nutritivos para la higiene

Durante unos meses cambia tu  champú habitual por otro que contenga sustancias nutritivas y que dé vigor a tus cabellos, como son los que contienen aceite de oliva, por su contenido en ácido linoléico, los de manteca de Karite, que repara la fibra capilar o los que tienen aceite de sésamo, que hidrata y nutre. Otra opción son los que contienen lecitina u ortiga que son revitalizantes, reestructuradores  y, además, su contenido en polímeros ayuda a retener el agua. Si los nutres  por dentro y los mismas por fuera, tus cabellos recuperaran todo su esplendor

Bálsamos y mascarillas acondicionadoras

Los componentes de las mascarillas son parecidos a los de los champús más nutritivos pero tienen mayor cantidad de principios activos, ácidos grasos y sustancias para que las puntas se cohesionen y para dar más suavidad y brillo.

Se generoso en la cantidad y cuidadoso en su aplicación. Para un tratamiento de choque, aplicadas al menos dos veces por semana, dejándolas penetrar con ayuda de una toalla caliente y húmeda o con dos minutos de exposición al sol. Si esto no es posible, déjalas que permanezcan al menos dos minutos mientras

Masajea el cabello para que penetren.  Los cabellos grasos también sufren deterioro en las puntas. Trátalos con mascarillas, pero procura no  frotar en exceso el cuero cabelludo para evitar estimular la producción de sebo.

La importancia de la dieta

El pelo como la piel, siempre se está renovando y los déficit vitamínicos, minerales o proteicos pueden ocasionar su debilidad o caída. Los minerales más importantes para mantener la salud del cabello son el hierro y el zinc.

Procura llevar una dieta equilibrada que contenga carne, pescados, y huevos para tener el hierro asegurado. También son importantes los lácteos y grasas de origen vegetal, como las que contienen los frutos secos o el aceite de oliva para evitar el cabello seco y quebradizo.

La deficiencia de zinc afecta al crecimiento del cabello uñas, disminuye su grosor y lo opaca. El Zinc lo encuentras en las nueces, ostras, huevos, almejas, anchoas, atún, germen de trigo, bebidas de soja, legumbres y queso, entre otros alimentos. Para asegurar el aporte de nutrientes puedes tomar un suplemento dietético que contenga todos ellos. Estos complementos los puedes encontrar en herboristerías y algunas farmacias. Si quieres crear tus propias fórmulas caseras de mascarillas y lociones con ingredientes naturales sigue nuestros post de cuidado del cabello.

Algo más que puedes hacer por tu pelo

Al terminar el verano tus cabellos necesitan más mimos. Una o dos veces por semana, aplícate alguna loción o ampolla capilar revitalizante que contenga, romero, ginkgo biloba, ginseng, lúpulo u otro componente natural que ayude a darle fuerza y brillo. Prueba con baños de aceite de oliva o almendras dulces. Aplícalo a lo largo del cabello sobre todo en las puntas dejando libre el cuero cabelludo. Mantén la aplicación el máximo tiempo posible; luego lava con el champú y el acondicionador adecuado.

www.tuplana.com

.

Deja un comentario