Coaching

¿Vas a comenzar a cuidarte este 2018?

Estrategia de iniciación!

Si tienes buenos propósitos de salud para el 2018, una buena estrategia es comenzar un poquito antes

Todas y todos sabemos que con la llegada del nuevo año nos llenamos de buenos propósitos y a decir verdad está muy bien utilizar ciertos eventos o fechas señaladas como lanzadera para comenzar nuevo proyecto o etapa pero, en ocasiones se convierten en puntos de anclaje. En realidad y en la mayoría de las ocasiones son excusas que nos ponemos a nosotros mismos para postergar algo que nos da pereza o incluso miedo.

Para romper esa tendencia, debemos cambiar el paso, cambiar el ritmo y comenzar un mes antes de navidad. Este es uno de los motivos, el otro es que de esta manera, llegaremos a Navidad con 2 o 3 kilos menos que después nos alegraremos de haber eliminado. Si aún no lo hiciste o ya pasó la Navidad, no te preocupes, ¡ocúpate! y comienza cuanto antes.

1º PASO.- COMENZAR A CAMINAR (Literalmente)

Para comenzar la estrategia, vamos a comenzar a caminar al menos durante 50 minutos o 1 hora. Es importante buscar un compañero o compañera con el que podamos adquirir el compromiso de salir a caminar todos los días.

Este ejercicio tiene 2 objetivos:

El primero es que nos ayuda a buscar el espacio necesario que después dedicaremos a nuestros cuidados, caminar o hacer ejercicio.

El segundo es que caminar tiene grandes beneficios para la salud, es un gran hábito con el que además conseguiremos eliminar unos kilitos de más pero sobre todo, ayuda a mejorar nuestro estado de salud.

.

2º PASO.- VAMOS A ELIMINAR DE NUESTRA DIETA TODAS LAS GRASAS SATURADAS Y AZUCARES REFINADOS.

Solo durante este mes, apenas 20 días, vamos a eliminar de nuestra dieta todas las grasas y azúcares refinados con 2 objetivos fundamentales;

En primer lugar, ejercitar de alguna manera y experimentar las modificaciones en lo que a la cocina se refiere, es decir, que alternativas podemos utilizar en nuestros platos para eliminar de la dieta algunos elementos menos saludables y en 2ª lugar…

Acostumbrar también al paladar y a los procesos que conllevan. El organismo, sobre todo por la mañana demanda glucosa y habitualmente los desayunos con café y azúcares, bien en bollería o en otros productos como la mermelada o el cacao, suelen consumirlos personas que están acostumbradas a ellos y resulta bastante duro eliminarlos del desayuno porque en cierto modo el organismo parece “depender” de ellos. Todos hemos escuchado alguna vez la famosa frase de “hasta que no tomo un café por la mañana, no soy persona”, pues bien, vamos a comenzar a cambiar eso porque como ahora veremos, es posible.

3º PASO.- COMENZAR A INTRODUCIR FRUTAS

Aprovecharemos la ausencia de azúcares y otros sabores intensos para introducir el hábito de comer fruta. Introduciremos en nuestro desayuno la fruta y la utilizaremos como sustituto también en el almuerzo y en la merienda. Es importante introducirlo en el desayuno, este debe ser nuestro azúcar por la mañana. El azúcar nos activa como decíamos antes pero, si bien la fructosa que contienen es más lenta que la glucosa, conseguiremos el mismo efecto “despertador” por decirlo de alguna forma, que con los azucares.

Y si quieres obtener mejores resultados en tu estrategia, puedes también aligerar la cena, por ejemplo una crema, unos esparragos, yogurt natural o una ensalada, que aunque en invierno apetece menos pero es una buena forma de comer sano y llegar al próximo mes con un par de kilitos menos que de otra forma, después de las fiestas se habrán convertido en 4 o 5 en el mejor de los casos…

En cualquier caso y sea la época del año que sea, comienza a cuidarte porque cuidarse no es un PlanB, es tuPlanA!

Si tienes alguna duda, puedes escribir tus comentarios! Síguenos en Redes Sociales y entérate de todo antes que nadie! 😉

Daniel Salamanca Jimenez – Health & Personal Coach

 

Deja un comentario